Estados del precio

Como hemos dicho antes la línea del precio se mueve formando velas alcistas y bajistas que representan subidas y bajadas. Éstas suben y bajan en función de la oferta y la demanda que existe en cada momento. El resultado es el dibujo de una sucesión de altos y de bajos tal y como se muestra en la siguiente imagen:

Esta sucesión de altos y bajos puede convertirse en una tendencia alcista, bajista o en un lateral. Pongamos que analizas una empresa del mercado americano, como por ejemplo Apple. Para detectar una tendencia primero tendrás que mirar si los puntos mínimos del gráfico son ascendentes o los máximos son descendentes. Por ejemplo, una tendencia alcista se identifica porqué los mínimos del precio son cada vez más altos:

La tendencia bajista, en cambio, se identifica porqué los máximos del precio son cada vez más bajos:

Por otro lado, diremos que un mercado está lateralizado cuando los mínimos y máximos no son ascendentes ni descendentes. En este caso el mercado está indeciso, sin una clara intención alcista ni bajista:

El que podamos ver de forma clara que un activo financiero está en tendencia alcista o bajista o en lateral no significa que seguirá ese camino. Nadie sabe qué hará el precio en el futuro.

Nota: Siempre serán necesarios dos puntos para confirmar una tendencia, ya sea alcista o bajista.


📖 Lectura recomendada: Fundamentos del análisis técnico.

Newsletter

Somos ya más de 400 suscritos. Recuerda, lo mejor lo dejo para la newsletter. No te olvides de apuntarte si quieres recibir un consejo cada semana y ahorrarte búsquedas en Google.

👇