Tendencias del precio

En un activo financiero el precio se mueve formando velas alcistas y bajistas que representan subidas y bajadas del precio. Éstas se expanden y se contraen en función de la oferta y la demanda que existe en cada momento. El resultado es el dibujo de una sucesión de altos y de bajos (SAB) tal y como se muestra a continuación:

Esta sucesión de altos y bajos puede convertirse en una tendencia alcista, bajista o en un lateral. Para trazar una tendencia se tienen que unir los puntos mínimos ascendentes o los máximos descendentes en relación al precio. Son necesarios dos puntos para confirmar una tendencia.

La tendencia alcista se identifica porqué los máximos y los mínimos que va marcando la línea del precio son cada vez mayores.

La tendencia bajista se identifica porqué los mínimos y los máximos que va marcando la línea del precio son cada vez menores.

Se dice que un mercado está en lateral cuando los mínimos y los máximos que genera la línea de precio no son ascendentes ni descendentes.

Aproximadamente un 30% del tiempo el precio tiene una tendencia alcista o bajista. El otro 70% tiene una tendencia lateral.

Lectura recomendada: Fundamentos del análisis técnico.


Este contenido aparece en el curso de Order Book de Ferran Font.
Consigue hasta un 18% de descuento en su curso online.