Las velas japonesas

Las velas confirman la línea de precio y representan un período de tiempo específico: 1, 3, 5, 15 minutos, 1 hora, 1 día, etc. Al empezar cada vela, el precio oscila arriba y abajo hasta que pasa el tiempo marcado. Después, se forma otra vela y así una y otra vez. Cada vela que se forma en un gráfico nos da información de como ha fluctuado el precio y por tanto, de qué manera se ha comportado ese activo financiero. Para el análisis de las velas hay que tener en cuenta algunos puntos:

  • Donde está su apertura y su cierre
  • Donde está su máximo y su mínimo
  • El tamaño que tiene su cuerpo
  • El color que representa

Las velas en temporalidades altas son mucho más fiables que en temporalidades bajas. Hay que aclarar que, por sí mismas, las velas no nos sirven para predecir por sí solas los cambios de tendencia, simplemente nos sirven para entender mejor el comportamiento del precio y en su conjunto, nos dan información que, junto a otros indicadores y herramientas, nos permiten tomar decisiones a la hora entrar y salir del mercado.

Las partes que conformar una vela son:

  • Máximo: Valor máximo que adquiere el precio al formarse la vela.
  • Mínimo: Valor mínimo que adquiere el precio al formarse la vela.
  • Cuerpo: Rango de precios adquirido entre la apertura y el cierre.
  • Apertura: Precio por el que empieza a formarse la vela.
  • Cierre: Precio alcanzado antes de finalizar la formación de la vela.

Tipos de velas y su significado

Vamos a analizar algunos tipos de velas para empezar a acostumbrar al ojo y poder interpretarlas una vez se cierran y terminan su formación. Como he dicho antes, una vela por si sola no significa nada, hay que ponerlas en contexto y hacer una lectura mirando todo el conjunto. Vamos a ver algunos ejemplos muy básicos con los que empezar a estudiarlas.

Hombre colgado (de alcista a bajista)

En esta vela el precio se ha movido hacia abajo y después a vuelto a subir dejando un cuerpo pequeñito. Esto nos indica que primero el precio quería bajar pero al final ha subido y al no superar el precio de apertura, quizá ya no tiene fuerza para continuar con la tendencia alcista.

Martillo (de bajista a alcista)

En este tipo de vela el precio se ha movido hacia abajo y después a vuelto a subir, superando el precio de apertura. Esto nos indica que quizá su predecesora tiene la intención de subir más.

Estrella fugaz (de alcista a bajista)

En esta vela el precio se ha movido hacia arriba y después a vuelto a bajar rápidamente, superando el precio de apertura. El precio no prospera ya que no ha podido dejar un cuerpo más largo. Esto indica que quizá ya no tiene fuerza para subir y puede que su predecesora sea bajista.

Velas doji (indecisión)

Esta vela sin cuerpo nos indica que el precio no sabe si subir o bajar. Es una vela de indecisión. Ante este tipo de velas tenemos que ser más cautos ya que no nos dan pistas de cuál podría ser la tendencia.

Doji + vela alcista

Lo que vemos aquí es una vela doji (indecisión en el mercado) seguida por una vela alcista con gran cuerpo. En temporalidades altas nos podría estar indicando el inicio de una tendencia alcista.

Pauta envolvente bajista

Vemos una vela martillo seguida de una vela bajista. Si antes la vela martillo nos decía que podía estar cambiando la tendencia, aquí se nos confirma ya que la vela que la sigue es bajista y tiene un gran cuerpo que envuelve a la vela martillo.

Pauta envolvente alcista

Vemos una vela bajista con cuerpo pequeño seguida de una vela alcista con cuerpo grande que cubre la vela y anticipa un posible cambio de tendencia.

Estrella de la tarde (de alcista a bajista)

Este tipo de patrón lo conforman tres velas y nos anticipa un posible cambio de tendencia. El cuerpo largo de la primera vela nos dice que el precio ha subido bastante y que, justo después, aparece una vela con poco cuerpo pero que ha cerrado por debajo de la apertura, seguido por una vela bajista más larga, que confirma el posible cambio de tendencia a la baja.

Estrella de la mañana (de bajista a alcista)

En este caso la tendencia es bajista y justo después de la primera vela aparece una vela alcista con poco cuerpo, indicando el «freno» en la bajada y la recuperación alcista en la tercera vela.


📖 Lectura recomendada: Las velas japonesas.

Newsletter

Somos ya más de 400 suscritos. Recuerda, lo mejor lo dejo para la newsletter. No te olvides de apuntarte si quieres recibir un consejo cada semana y ahorrarte búsquedas en Google.

👇