Las pautas correctivas

Cuando el precio sube o baja en un activo no se mueve del punto A al punto B en línea recta y con una sola vela. No, claro que no. Siempre existen una o varias paradas (retrocesos) del precio a medio camino y durante todo el impulso. Estas paradas tienen varios nombres según el contexto en que se encuentre el precio y tienes que conocerlas.

Pautas correctivas simples

En la mayoría de los casos, cuando hay un impulso y el precio se dispara, ya sea arriba o abajo, al poco rato y casi siempre se genera una pauta correctiva, o sea, el precio intenta corregir la dirección del impulso para, después, seguir su recorrido con una segunda e incluso tercera réplica. Si la tendencia es fuerte las pautas correctivas serán expansivas y tendrán forma de bandera distorsionada:

En cambio, si la tendencia no es tan fuerte, la pauta correctiva será contraída, y por tanto, el dibujo de su figura cambiará un poco:

Como puedes ver, estas pautas simples siguen un patrón marcado por cuatro puntos: 0, W, X & Y. Si lo marcas en tu análisis, te será más fácil identificar qué está pasando en la pauta y cuando es probable que termine.

Por ejemplo, en este último caso de pauta correctiva (bajista), vemos que Y es mayor que W. En la mayoría de casos, significará que después de la rotura del nivel de W habrá mucha gente que pensará que el precio sube, cuando en realidad habrá sido un engaño para hacer saltar todos sus stops.

Si por el contrario la tendencia es fuerte y la pauta correctiva es expansiva, como en el caso de la primera imagen, la Y no llega a tocar la línea de W y por tanto es probable que la pauta correctiva se convierta en compleja.

Pautas correctivas complejas

Si las pautas simples no se cierran, se pueden generar pautas complejas. Las pautas complejas son más difíciles de etiquetar pero muy fiables a la hora de marcar una estrategia de entrada a mercado.

En este tipo de pautas correctivas la Y puede romper el creek y rebotar para generar otro impulso, que en la mayoría de casos será en forma de coil (cono) y que llamaremos Z. Si dibujamos esta Z con mucho más detalle verás que se produce una compresión del precio:

Esta estructura es muy común y augura un rompimiento (al alza o a la baja) ya que el precio va comprimiéndose cada vez en menos espacio hasta que sale disparado. El problema es que nunca sabemos cuando romperá la figura. Puede demorarse minutos, horas o incluso días y meses si estamos ante una estructura macro del precio.

Lectura recomendada: Análisis técnico de los mercados financieros.


Este contenido aparece en el curso de Order Book de Ferran Font.
Consigue hasta un 18% de descuento en su curso online.