Acumulación y distribución

Como hemos dicho antes, el mercado lo mueven los que tienen dinero, las instituciones, las manos fuertes. Su único objetivo es comprar barato para después vender caro. Necesitan volatilidad y por lo tanto mueven el precio a su antojo generando los mismos movimientos una y otra vez. Estos movimientos los detectamos porqué el patrón de precio es siempre el mismo: aparecen figuras de acumulación (las manos fuertes compran) y de distribución (las manos fuertes venden). En la imagen siguiente se resume lo que hacen los mercados de forma constante e indefinida:

Si te fijas puedes ver que hay una línea morada trazada. Esta línea marca la zona donde el precio esperamos que rebote o bien que cruce con fuerza. Esta línea nos indica dónde el precio está más incómodo. A partir de ahora lo llamaremos el creek (arroyo) y es muy importante dibujarlo porqué te delimitará siempre una zona de posible rompimiento.

Esta línea será una resistencia en el caso de buscar un rompimiento alcista o un soporte en el caso de buscar un rompimiento bajista. Cuando el precio la rompa seguramente lo hará con fuerza (y más si antes ha tenido varios rebotes). Lo más probable es que se dibujen una o varias velas grandes y con cierre en mínimos y máximos (velas llenas sin pabilo). A este rompimiento lo llamaremos momentum y puede durar un minuto, horas o semanas (con sus respectivos retrocesos).

Lo primero que tendrás que hacer cuando abras un gráfico es localizar estos momentums. Pueden darse en una subida o bajada importante del precio, pero normalmente se producirán en un período corto de tiempo. Márcalos en temporalidades altas para aprender a buscarlos, te darán una visión de mercado mucho más clara.

Después elige el último impulso más importante. Lo marcas e intentas buscar el pullback (pequeño retroceso después de un impulso fuerte), lo podrás encontrar porqué se genera una figura en forma de bastoncillo que volverá a apoyarse en el creek (resistencia) y te puede servir para confirmar si el precio va a seguir la dirección en la que ha roto o por el contrario volver donde estaba.

Lógicamente no puedes esperar un rompimiento y enseguida entrar a mercado a ver si ya ganas dinero. No. Estas pruebas no son suficientes para acertar la dirección del precio aunque sí para empezar a entender los ciclos de mercado. Estos momentums se presentan de muchas maneras en un gráfico y a veces es difícil detectarlos. Si te fijas bien y entrenas tu ojo, en poco tiempo serás capaz de localizarlos y ver los más relevantes.

Es importante decir que los momentums no siempre se producen entre zonas de acumulación y distribución. Pueden darse después de una pausa o pauta plana, una corrección, un pretensado u otro tipo de figuras.

Lectura recomendada: Análisis técnico de los mercados financieros.


Este contenido aparece en el curso de Order Book de Ferran Font.
Consigue hasta un 18% de descuento en su curso online.