Trading sin gurús

El trading no es nada fácil y si te han dicho lo contrario te han engañado. Ganar dinero trabajando sólo dos horas al día desde donde quieras y como quieras no es factible. Ni en este sector, ni en prácticamente ninguno. Esto es difícil de narices y sólo los que venden cursos caros te dirán lo contrario.

Me llamo David Fontanet y decidí hace ya algún tiempo compartir todo lo que iba aprendiendo sobre trading. Soy curioso por naturaleza y me gusta fisgonear en todo aquello que está en los límites de lo normal. En el trading hay muchas tentaciones y yo he caído en todas. Es por ese motivo que creo que puedo ahorrarte algo de tiempo y con suerte, también algo de dinero.

¿Cómo? Primero, que en este blog encontrarás un resumen de todo lo que he aprendido hasta ahora, gratis y bien explicado, desde cero y sin florituras vende humos. Segundo, que si te suscribes a mi newsletter te enviaré una vez por semana un correo electrónico con consejos para que puedas decidir mejor antes de hacer un nuevo curso, meter dinero en un bróker o comprar un indicador milagroso.

Por supuesto no te enviaré spam. Tampoco te pediré nada a cambio. Solo te contaré cosas que te ayudarán a no cagarla tanto como lo ha he cagado yo. Así de simple.

👇

    Conceptos básicos

    El trading consiste en la compraventa de activos financieros (hay de muchos tipos, como acciones, divisas, futuros, opciones, etc.) con el objetivo de obtener un beneficio económico cuando la operación genera una plusvalía. Recuerda que es una actividad donde la mayoría de personas pierden dinero y sólo unos pocos son capaces de obtener beneficios de forma consistente y a largo plazo. No es nada fácil. Requiere tiempo y paciencia y no siempre con garantías de éxito.

    Hay muchos tipos de trading: scalpingday tradingswing trading e inversiones a largo plazo. Cada estilo aplica un método de especulación distinto pero la principal diferencia radica en el tiempo en que se está dentro del mercado. Quedarse con una u otra se suele decidir con criterio después de coger experiencia.

    Al principio cuesta mucho saber qué aprender. Hay miles de gurús, libros, técnicas, estrategias e indicadores. Lo que yo te aconsejo es que te empapes un poco de todo y después intentes simplificar al máximo lo que has aprendido, o sea, te quedes con una o dos cosa, sino, te agobiarás.

    Análisis y estructura

    Si pretendes dedicarte al trading lo primero que deberías hacer es acostumbrar tu ojo a ver gráficos. De esta forma serás capaz de analizar qué pasa y de crear un relato coherente de lo que hace el precio.

    Lo más básico en análisis técnico es saber detectar los soportes y resistencias. El movimiento del mercado no es ni más que una continuación de soportes y resistencias que van ascendiendo o disminuyendo. Lo que fue una resistencia primero después se convierte en un soporte y viceversa. Marcar estas líneas bien marca la diferencia en entre alguien que mira los gráficos y alguien que los comprende.

    Al final, el análisis técnico es necesario para detectar figuras y patrones, educar al ojo y poder crear historias que nos digan algo sobre el precio.

    Precio y volumen

    Analizar la estructura del precio y detectar patrones no es suficiente a la hora de intentar adivinar la dirección del precio. Existen varios indicadores y herramientas que te pueden ayudar a saber que está pasando exactamente dentro de cada vela. Hablamos de indicadores de volumen que nos dicen la cantidad de contratos negociados y que nos pueden anticipar el movimiento del precio.

    Estos indicadores no son la panacea, pero si ya tienes nociones de trading sobre la acción del precio, análisis y estructura, éste debería ser tu próximo paso para profundizar a la hora de entender mejor la acción del precio. El indicador de volumen, el order book, el order flow y el volume profile nos pueden abrir nuevas formas de hacer trading pero también te pueden confundir mucho durante tu operativa.

    Recuerda que cuanto más simple tengas tu setup mejor. Cada indicador que añadimos a nuestra plataforma divide nuestra atención y nos es mucho más difícil tomar decisiones.

    Gestión del riesgo

    La gestión del riesgo lo es prácticamente todo. Sin un buen control del riesgo no podrás tener beneficios a largo plazo. Hay que tener en cuenta dos patas, la monetaria y la emocional. La primera es fácil de entender y bastante sencilla de aplicar. La segunda no. La parte emocional es inherente en nuestra naturaleza e intentar que no nos afecte es algo casi imposible. Sólo se puede controlar un poco si se está seguro de tener un sistema que funciona y lo más importante, un sistema en el que puedes confiar. Y eso, por mucho que te digan algunos, es algo muy difícil de conseguir; tanto, que te puede llevar años conseguirlo. Yo aún no lo he conseguido, y no me importa decirlo.

    En los siguientes artículos explico la parte de gestión monetaria y algunas estrategias para evitar caer en la emocional. El primer artículo habla de como trabajar con stops y el segundo como si trabajas sin ellos puedes, aunque no lo parezca, eliminar buena parte de éste factor emocional.

    Newsletter

    Somos ya más de 400 suscritos. Recuerda, lo mejor lo dejo para la newsletter. No te olvides de apuntarte si quieres recibir un consejo cada semana y ahorrarte búsquedas en Google.

    👇

      Todas las imágenes destacadas de los artículos han estado diseñadas por fullvector de freepik.es.